Coronavirus y los mercados financieros

18 marzo, 2020

Comentario de Wealth Management sobre del impacto económico del Covid-19 y la volatilidad hasta que se logre contener el virus.

Tras la aparición del coronavirus en China a fines de 2019, y gracias a las estrictas medidas del gobierno de ese país, se observa una aparente contención y tendencia a la baja de nuevos casos. Con todo, el impacto económico de esta, la segunda potencia económica mundial, afecta hoy directamente a los países con que se relaciona. Como responsable del 10% de las importaciones a nivel mundial, repercute en las exportadores de materias primas de Brasil, Australia y Chile, entre.

En nuestro país, la exportación de cobre es la principal actividad. Y China consume el 50% de este material a nivel mundial, por lo que el impacto en la demanda es significativo. También representa el 12% de las exportaciones a nivel global, lo que genera una distorsión en las cadenas de suministros: en piezas de maquinarias, por ejemplo, ha venido a interrumpir la producción alemana y japonesa, entre otros. En la vereda del turismo, en tanto, China genera el 18% de la actividad del mundo, Arrastrando a otros afectados, como Corea del Sur, Indonesia y Vietnam. Luego de que los mercados financieros ya estuvieran internalizando estos impactos se materializó el mayor riesgo: la propagación del coronavirus fuera de China.

Declarada la pandemia por la OMS, ya son unos 160 países los que se encuentran contagiados, más de 180.000 casos y sobre 7.000 muertos. Varios cerraron sus fronteras, suspendieron clases y se decretaron cuarentena. El alcance de la paralización es significativo y todavía difícil de determinar; afecta el consumo y en la inversión, existiendo una alta probabilidad, ya en 53% según Bloomberg, de que en los próximos 12 meses nos encontremos en una recesión económica.

Las compañías que se encuentren en peor situación financiera -las con alto nivel de endeudamiento, o aquellas cuya su actividad se centra en sectores donde el impacto es mayor dada la paralización- se verán más afectadas.

Dado este escenario, hemos visto a los bancos centrales y gobiernos sincronizados tomando medidas para contener la caída, como llevar la tasa de interés a 0% e iniciar un proceso de inyección de liquidez. Considerando que se espera una disminución de los ingresos en las compañías, las cuales deben seguir pagando sueldos, arriendos, deudas y otros gastos del negocio. El que lleven la tasa a 0% incita que los bancos presten dinero a una tasa de interés más baja, dado que el costo para ellos es menor. De esta forma dan soporte a empresas que tendrán complicaciones financieras a través del mercado de crédito.

En síntesis, se espera que durante los próximos meses continúe la incertidumbre del impacto económico, y que se mantenga la volatilidad hasta que se logre contener el virus y tengamos mayor claridad respecto de las consecuencias del virus.

Revisa el informe completo aquí.