Weekly FX Market Recap

10 abril, 2020

Los mercados experimentan una semana positiva, marcada por señales mixtas en la evolución del virus, nuevos anuncios de estímulos y la reunión de la OPEC+.

El sentimiento risk on se extendió a lo largo de las diferentes clases de activos, con las bolsas avanzando, la mayoría de las monedas apreciándose frente al dólar, y los commodities subiendo, con la excepción del petróleo. Es así como el CLP cierra en $842,1 apreciándose $23,9, recuperando parte de lo perdido la semana previa, en línea con las monedas emergentes las que se apreciaron un +3%.

Mientras se registran más de 1.5 millones de contagios a nivel global, surgen señales mixtas
con respecto al avance del virus, hoy Nueva York tuvo el menor número de hospitalizaciones
desde el inicio de la crisis. En Europa, a pesar de comenzar la semana positivamente, ahora
se analiza extender su cuarentena.

El histórico plan de la OPEC+ de reducir la producción en 10 mm de barriles diarios hasta
junio no llega a concretarse ante la oposición de México, retomando la reunión mañana. La alianza espera que dicho plan sea acompañado de una reducción de hasta 5 mm de barriles diarios por parte de países del G-20. Ante la incertidumbre del acuerdo, así como la insuficiencia del recorte, el petróleo cierra la semana con una fuerte caída.

El S&P cierra su mejor semana en más de 45 años, avanzando un 12%, ignorando los 6.6 mm de nuevas solicitudes de desempleo, ante el anuncio de la Fed de un paquete por US$2.3 trillions en liquidez, mediante la compra de deuda y de créditos a pequeñas compañías.

En línea con el comportamiento positivo de las monedas emergentes, el peso chileno se aprecia un 3,1% en la semana, cerrando en $842, sin conseguir confirmar la ruptura de los $840.

A pesar de tener una semana positiva, ésta no estuvo exenta de volatilidad, transando el lunes entre los $850 – $855, para el martes llegar a testear los $835, luego subiendo fuertemente volviendo a los niveles del día anterior. El miércoles se mantiene probando los $850 durante el día, confirmando su ruptura al cierre. El día jueves, el peso operó en los niveles de $838 – $842, testeando nuevamente el soporte en los $835, el que se perfila como el principal piso para la próxima semana. Mientras que por arriba, los principales soportes se ubican en los $850 y luego en $855.

La curva forward continúa presionada ante la baja liquidez, tornándose aún más negativa en prácticamente todos los plazos. La próxima semana los inversionistas estarán atentos al dato del PIB del 1Q20 de China, aportando una mayor información respecto al impacto que dejó el coronavirus en estos meses en su economía.

Descarga el informe completo aquí.