Cruciales #19

Anthro-Vision

A New Way to See in Business and Life

Gillian Tett

Nota del editor

En 2007, la periodista británica Gillian Tett fue denunciada desde el estrado del Foro Económico Mundial de Davos por un alto funcionario del gobierno estadounidense, quien le aseguró a la concurrencia que, a través de los artículos y columnas que publicaba en el Financial Times, la profesional hacía cundir un alarmismo injustificado en torno a ciertos instrumentos financieros que, meses más tarde, contribuyeron a desatar la gran crisis financiera de 2008. Hoy por hoy, Tett tiene un cargo de mucha responsabilidad en las operaciones del periódico británico en Estados Unidos y está considerada una de las más avezadas corresponsales de la prensa anglosajona. Lo anterior, sin lugar a dudas, guarda relación con su entrenamiento: Tett es doctorada en Antropología por la Universidad de Cambridge y, a lo largo de su carrera, ha fusionado las enseñanzas de ambas disciplinas. Parte de eso es lo que precisamente narra en Anthro-Vision. A New Way to See in Business and Life (‘Antrovisión. Una nueva forma de ver en los negocios y en la vida’). Publicado hace sólo un mes, el libro plantea, a través de casos asombrosos, la urgencia de que en un mundo como el actual –volátil, incierto, complejo y ambiguo– adoptemos los preceptos de la antropología. En vez de subyugarnos ante la IA, o inteligencia artificial, Tett sostiene que “necesitamos adoptar otra forma de IA: la inteligencia antropológica”. Intentar dilucidar las diversas realidades del siglo XXI valiéndonos únicamente de las herramientas desarrolladas en el siglo XX ya no es aceptable, agrega, asegurando que para abandonar la perspectiva de túnel y acceder a un enfoque lateral, más representativo de la realidad, requerimos echar mano de la antrovisión. En buena medida, el interés del asunto gira alrededor de cómo la autora va engarzando los temas expuestos. En un momento dado, por ejemplo, el otrora “maestro” de las finanzas mundiales, Alan Greenspan, le pide a Tett que le recomiende un libro de antropología (la anécdota no termina bien). Relevante a la vez dentro del relato es el dilucidador trabajo de campo que hizo un antropólogo estadounidense con los mapuches y, poco más adelante, observamos a un astrofísico, capaz de manejarse al dedillo con la física nuclear y atómica, que simplemente no entiende su pensión. La práctica del trueque que la investigadora desentrañó entre los techies de Silicon Valley también resulta sorprendente, al igual que la irrupción de las inversiones sustentables y el valor que han ido adquiriendo los activos intangibles dentro de diferentes empresas y corporaciones. Sin embargo, antes que nada, Gillian Tett nos insta a detenernos en un concepto clave: oír el silencio social.

Juan Manuel Vial