Cruciales #16

Dragonomics

How Latin America Is Maximizing (or Missing Out on) China’s International Development Strategy

Carol Wise

Nota del editor

A través de un estudio monumental, detalladísimo y sumamente oportuno, la académica, politóloga y economista estadounidense Carol Wise ofrece el que quizás sea el enfoque más profundo hasta ahora escrito acerca de las relaciones políticas y económicas entre China y Latinoamérica. Titulado Dragonomics. How Latin America Is Maximizing (or Missing Out on) China’s International Development Strategy (‘La economía del dragón. Cómo Latinoamérica está maximizando –o dejando pasar– la estrategia de desarrollo internacional de China’), el libro se sostiene sobre una premisa inequívoca: la escasez de recursos naturales de la nación asiática impulsó a sus líderes, hace medio siglo, a buscar las maneras de conseguir el “mítico” nivel de crecimiento que en efecto ha alcanzado en las últimas décadas. Bajo esta disyuntiva, nuestra región, rica en materias primas, ha jugado un rol decisivo desde entonces. La autora, experta en economía política, analiza pormenorizadamente los casos de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México y Perú, países que no sólo han contribuido al desarrollo chino, sino que también se han beneficiado enormemente con el comercio bilateral, al punto de que hoy China parece estar desplazando a Estados Unidos como socio preferido en la región. Si bien el boom de las exportaciones hacia la República Popular China (RPC) ya es algo del pasado, Wise estima que, de tomarse las medidas acertadas, los vínculos sino-latinoamericanos debieran seguir fortaleciéndose, claro que de forma independiente, no como bloque. Fundamental para ello es que cada país consolide una serie de reformas, cometido en el que Argentina, Brasil y México, las tres economías emergentes aquí tratadas, han fallado ostensiblemente, en tanto que Chile, Costa Rica y Perú, “las tres pequeñas economías abiertas”, han cumplido mucho mejor con el desafío. La investigadora no comulga con el planteamiento de Francis Fukuyama referido a que China pretende exportar su modelo de desarrollo, ni tampoco les concede autoridad a quienes acicatean la paranoia universal pintando a la RPC como un monstruo que acabará devorándose al planeta, como por ejemplo los línea dura que gobernaron durante la administración Trump o ciertos líderes latinoamericanos de visión estrecha. De hecho, cuando el exsecretario de Estado Rex Tillerson visitó Latinoamérica, se dio una situación que, a ojos de Wise, resultaba inimaginable hace poco tiempo: algunos funcionarios gubernamentales de Perú y Chile refutaron el menosprecio que demostraba el canciller estadounidense hacia China, dejando ver que sus respectivos países habían sido capaces de establecer una mejor relación de trabajo con Beijing que con Washington. En 1990, el tamaño de la economía china correspondía a la mitad del tamaño total de las economías latinoamericanas, mientras que hacia 2013 ya era casi el doble del PIB regional. Aun así, la analista no cree que las naciones de nuestro entorno deban imitar los pasos orientales para conseguir un crecimiento tan espectacular. El camino, asegura, va por otro lado. Y Chile, en buena medida, ha sabido jugar sus cartas con sagacidad: “En lo concerniente a gestos políticos”, informa la analista, “fue la primera nación de la zona en ofrecerle a la RPC estatus de economía de mercado”. Refiriéndose luego al campo de la construcción de teorías, Wise indica que, entre los casos analizados, sólo Chile ofrece una cronología suficiente para verificar las predicciones de Scott Baier y Jeffrey Bergstrand, dos economistas expertos en comercio internacional que, tras dirigir minuciosos estudios en torno al tema, concluyeron que es legítimo esperar que el comercio bilateral entre dos socios de un tratado de libre comercio se incremente en un 100 por ciento dentro de una década. De especial interés es la narración histórica articulada en Dragonomics. Desde los acercamientos “persona a persona” ocurridos a principios de los años 50, pasando por el ingreso de China a la ONU (moción apoyada decisivamente por los países de nuestra región), hasta una elocuente carta de advertencia del expremier Zhou Enlai a Salvador Allende, el lector podrá apreciar que los lazos entre la RPC y Latinoamérica son más antiguos y sólidos de lo que muchos podrían pensar. China está aquí para quedarse, sostiene Wise. Y de las decisiones que tomemos hoy dependerá si accederemos a un futuro próspero o dejaremos pasar de largo las oportunidades de mantenernos provechosa y activamente vinculados con la que, en pocos años más, será la mayor economía del mundo. Es por eso que, de manera excepcional, este número de la revista Cruciales viene dedicado por completo a un solo libro, un libro trascendente, iluminador e insoslayable que, en muchos sentidos, contiene las claves del pasado, del presente y del futuro de lo que podría llegar a constituir un giro histórico, nunca antes visto, para aquellos que sepan leer las hojas de té con precisión.

Juan Manuel Vial