Kochland

The Secret History of Koch Industries and Corporate Power in America

Christopher Leonard

Nota del editor

Antes de que Donald Trump entrara en la arena política, Charles y David Koch figuraban entre los personajes más detestados por los progresistas, por los parlamentarios demócratas, por los seguidores de Barack Obama, por los medioambientalistas, por cierta intelectualidad liberal y por buena parte de la prensa estadounidense. Paradójicamente, los hermanos multimillonarios de Kansas gastaron cientos de millones de dólares para que Trump no resultase electo, pero, claro, no se puede decir que hayan perdido la apuesta, puesto que los Koch nunca pierden. Así queda establecido en Kochland. The Secret History of Koch Industries and Corporate Power in America (‘Kochlandia. La historia secreta de las Koch Industries y del poder corporativo en Estados Unidos’), la voluminosa, reveladora e inquietante investigación que el periodista Christopher Leonard publicó hace seis meses, pocos días antes de que David Koch muriese. Según Ken Auletta, el crítico de medios de la revista The New Yorker, estamos ante “una narración digna de Robert Caro, protagonizada por un brillante, despiadado y fascinante monopolista. Leonard dedicó ocho años a esta joya de libro, tratando de entender al misterioso Charles Koch y al Goliat que ha tardado medio siglo en construir”. Además de ser una historia económica ejemplar de los últimos cincuenta años –casi no hay rubro en el que las Koch Industries no tengan intereses–, la obra explica, paso a paso, cómo fue que un par de herederos del petróleo, practicantes del más rígido de los secretismos, tramaron por décadas un plan maestro para tomar Washington por asalto, apropiarse del Partido Republicano y subvertir a niveles nunca vistos la manera de hacer política en Estados Unidos.

Juan Manuel Vial