Cruciales #13

Sex Robots And Vegan Meat

Adventures at the Frontier of Birth, Food, Sex, and Death

Jenny Kleeman

Nota del editor

A través de un inquietante paseo por el mundo de la tecnología de punta en cuatro áreas fundamentales para la humanidad, la reconocida periodista y documentalista británica Jenny Kleeman advierte que estamos próximos a traspasar umbrales que implicarán un cambio radical en nuestras existencias. Su libro, Sex Robots & Vegan Meat. Adventures at the Frontier of Birth, Food, Sex, and Death (‘Robots sexuales y carne vegana. Aventuras en la frontera del nacimiento, la comida, el sexo y la muerte’), es un recuento frenético de lugares insospechados, donde los más osados inventores del planeta trabajan sin parar con el propósito de ser los primeros en poner a disposición de los consumidores sus inauditas creaciones. En la introducción del volumen –recién salido del horno en el mercado anglosajón–, Kleeman anuncia que conducirá al lector “a cocinas donde se fabrican costosísimos nuggets de pollo, a reuniones de ‘sólo miembros’ donde la gente aprende a suicidarse, a laboratorios donde los fetos crecen en bolsas y a plataformas de discusiones online donde los hombres planean una guerra sin cuartel contra las mujeres”. Las muñecas eróticas dotadas de inteligencia artificial, la carne fabricada a partir de células de vacunos y peces vivos, la ectogénesis (procedimiento mediante el cual un embrión crece fuera del útero materno) y los métodos de autoeliminación propuestos por el último “Doctor Muerte” plantean, en conjunto, desafíos éticos, morales y prácticos que la autora aborda con la debida distancia y seriedad. Pero esta fogueada reportera no acostumbra a creer de buenas a primeras en todo lo que le dicen, razón por la que, utilizando a veces el saludable recurso de la ironía, desvela intencionalidades ocultas o paradójicas en las que alguien menos sagaz no hubiese reparado. Dos ejemplos: en su opinión, la sofisticada industria de las peponas sensuales no tiene nada que ver con el sexo, pues en realidad aspira a producir esclavos en serie, mientras que el rubro de la llamada “carne limpia”, dirigido por emprendedores veganos de Silicon Valley, podría estar reforzando con sus avances el poder de las grandes empresas ganaderas y contribuyendo así a la devastación ecológica. En resumidas cuentas, Kleeman propone que nos detengamos un poco a pensar antes de ser seducidos por los embrujos de la tecnología, que dejemos de lado el vértigo de la novedad por la novedad y que advirtamos que nuestro futuro está siendo definido hoy mismo por ambiciosos innovadores convencidos de que seremos capaces de obtenerlo todo, o casi todo, sin mayores sacrificios.

Juan Manuel Vial