Cruciales #11

The Knowledge Machine

How Irrationality Created Modern Science

Michael Strevens

Nota del editor

Justo ahora, en momentos en que el desarrollo de la ciencia ha pasado a cobrar un sentido apremiante, dramático y en ocasiones polémico, el filósofo Michael Strevens publica el que tal vez sea el libro más profundo de los últimos años en torno a un tema cautivante: los orígenes, los traspiés y los adelantos del pensamiento científico moderno. La obra, celebrada de inmediato por el diario New York Times y por la revista New Yorker, posee innúmeros atributos para convertirse en un clásico instantáneo, sobre todo si consideramos que salió de imprenta sólo hace un par de semanas. Strevens –nacido en Nueva Zelandia en 1965 y afincado en Estados Unidos desde 1991– es profesor de filosofía de la ciencia en la New York University y en su escrito plantea una idea singular, la cual se ve reflejada con exactitud a partir del título mismo: The Knowledge Machine. How Irrationality Created Modern Science (‘La máquina del conocimiento. Cómo la irracionalidad creó la ciencia moderna’). En esencia, el autor afirma que la ciencia les exige a quienes la practican, desde la posición que sea, “la supresión del más alto elemento de la naturaleza humana, la mente racional”. El asunto se torna extremo en esta narración histórica con ribetes de divulgación filosófica, puesto que Strevens no es un hombre de medias tintas: en su panteón figuran luminarias de la talla de Isaac Newton, Francis Bacon, Karl Popper y Thomas Kuhn, mientras que a su pudridero han ido a parar próceres como René Descartes y parte importante de los filósofos griegos. En cierto modo, este académico de buena pluma es un provocador, claro que, en su defensa, cualquiera podría asegurar que sabe sostener sus argumentos con elegancia. Enemigo declarado de quienes pretenden insuflar aires especulativos al quehacer científico, consciente de que esta actividad es tremendamente aburrida, atinado a la hora de dispensar pinceladas de humor y seguro en la utilización de una serie de conceptos propios que hacen accesible a quien sea su interpretación de los hechos, Strevens enfatiza a lo largo de todo el volumen la importancia de “la regla de hierro”, esa invención definitiva que dio origen, durante la Revolución Científica del siglo XVII, a lo que hoy entendemos por conocimiento científico. The Knowledge Machine responde a una pregunta de ecos insospechados: “¿por qué la ciencia se hizo presente tan a última hora?”. Al mismo tiempo, el texto repara en asuntos urgentes para nuestra sociedad, como sin duda lo son el cambio climático y la pandemia.

Juan Manuel Vial