The Uninhabitable Earth

Life After Warming

David Wallace-Wells

Nota del editor

Los científicos que estudian las consecuencias del cambio climático evitaron por años caer en el alarmismo, algo que probablemente fue un error. David Wallace-Wells, autor de The Uninhabitable Earth. Life After Warming (‘La Tierra inhabitable. La vida después del calentamiento’), entiende bien por qué los expertos actuaron con mesura, pero a él no le corresponde asumir ese papel: tras coleccionar obsesivamente historias relacionadas con el tema, este periodista especializado en catástrofes compuso un relato descarnado de todo lo que cabe esperar si el planeta sigue calentándose al ritmo en que lo hace actualmente. Los augurios no son agradables de oír: hambrunas, migraciones masivas, crisis económicas permanentes, aumento de las guerras, nuevas enfermedades. A la vez, Wallace-Wells considera que la llamada “revolución de la energía verde” es un logro dudoso y en cierta medida sobrevalorado, simplemente porque no condujo al reemplazo de las tecnologías contaminantes por otras limpias. En opinión de William T. Vollmann, uno de los pensadores estadounidenses más cautivantes de las últimas décadas, The Uninhabitable Earth “es uno de los pocos libros sobre la emergencia climática que no edulcora el horror”. El juicio resulta elocuente, pues, si de calibrar los efectos del cambio climático se trata, el pesimismo ha demostrado ser bastante mejor consejero que el optimismo. Wallace-Wells no es un medioambientalista ni tampoco un fatalista contumaz. Su idea sencillamente es combatir la complacencia generalizada ante una crisis predecible y de efectos devastadores. De hecho, él mismo en el pasado fue un tipo despreocupado del calentamiento global, hasta que comprendió la gravedad del asunto, su urgencia, y se propuso remecer nuestras conciencias. El dilema es angustiante, por decir lo menos.

Juan Manuel Vial