BTG Talks: “Reflexiones y lecciones para el 2021”

18 diciembre, 2020

El abogado y rector de la UDP, Carlos Peña, fue el protagonista del último BTG Talks 2020. Junto al periodista Matías del Río, conversaron sobre lo que ha sido la pandemia este año y los desafíos, tanto políticos y económicos que el país tendrá que enfrentar el 2021.

“Me parece una exageración decir que es el peor año de todos, fue malo, sin ninguna duda, es un año del extravío de las fuerzas políticas, del gobierno, de la opinión pública, pero es un extravío en un momento del Chile contemporáneo que para nada es un desastre”, fue la respuesta de Carlos Peña al analizar si este realmente, como lo señaló hace poco la revista Time, es el peor año de la historia.

Es que además, según el rector de la UDP, se ha propiciado un análisis caótico del contexto actual, “todos los intelectuales, académicos incluso rectores universitarios, parecían competir en cuál elaboraba un diagnóstico más dramático de la realidad chilena. La neblina de la democracia es sobre todo una neblina intelectual, una mala comprensión de los problemas”.

Por otro lado, Matías del Río encaminó la conversación a las próximas elecciones presidenciales y constituyentes, donde Carlos Peña destacó, “lo que yo diría es que Lavín es un político camaleónico, un sujeto que tiene la notable capacidad que en política puede ser una virtud, de prácticamente confundirse con lo que él sospecha son los cambios en las audiencias y esto le permite mantenerse en condiciones muy notables de popularidad (…) Él sigue siendo un gran candidato y sigue siendo en mi opinión, quien hasta ahora tiene mayores probabilidades de hacerse con la carrera presidencial”.

En cuanto a la redacción de la nueva Constitución resaltó, “la idea de que esto es una hoja en blanco y que en consecuencia por vez primera vamos a reescribir desde cero la historia, bueno es una fantasía. Afortunadamente, es una fantasía”.

Por último, sobre el manejo de la pandemia de parte del gobierno, el abogado y filósofo destacó la labor de los funcionarios: “tanto Mañalich, como el ministro Paris y el presidente han hecho bien las cosas. Y claro, hemos sido mezquinos y la gente ha sido muy mezquina al negar eso, pero ya llegará el tiempo de sosiego y cuando miremos hacia atrás vamos a descubrir que después de todo no lo hicieron tan mal”.