Acciones chilenas, ¿tiempos mejores?

16 abril, 2019

Durante los primeros días de abril hemos visto diversas señales que nos hacen pensar que las acciones chilenas tendrán tiempos mejores.

Durante los primeros días de abril hemos visto diversas señales que nos hacen pensar que las acciones tendrán tiempos mejores en los próximos doce meses. Si bien el exceso de oferta de acciones derivados de la apertura de bolsa de Cencosud shopping y el aumento de capital de Enel Américas son obstáculos relevantes, creemos que las señales de largo plazo prevalecerán sobre las de corto plazo.

Los elementos que nos llevan a pensar esto son, en primer lugar, que al menos este año no tendremos la presión de posibles alzas de tasas por parte de la Reserva Federal lo cual favorecería el apetito por riesgo y en especial para mercados emergentes. Segundo, estamos ad portas de la concreción del acuerdo comercial entre China y Estados Unidos, que debiera ocurrir en el corto plazo. Tercero, las mejores perspectivas y cifras provenientes de Brasil, donde todo indica que -matices más o menos- sí se va a aprobar la reforma al sistema de pensiones. Por último, una fuerte caída en la tasa local sumada a una importante compresión de spread mejora las condiciones de mercado en favor de las acciones chilenas.

Considerando que las valorizaciones del IPSA permanecen 1 desviación estándar por debajo de la media de los últimos cinco años, y que en el último año hemos visto una evolución positiva en los resultados de las empresas con tendencia creciente, creemos que el mercado de acciones presentará atractivos retornos a doce meses.

Por otra parte, la recuperación del precio del cobre, que esperamos estará por sobre los US$ 3/lbs – en un contexto de déficit de este commodity para los próximos dos años-, es otro elemento positivo del análisis. Si se firma el acuerdo de China y Estados Unidos, esperamos que el alza en el precio sea aún más rápida de que los mercados estiman.

Finalmente, en términos de sectores, hemos visto al retail afectado por un sobre stock, que ha llevado a que las acciones de las compañías muestren un bajo rendimiento en los últimos 12 meses. Sin embargo, estamos optimistas respecto del sector hacia fin de año, porque el fortalecimiento del empleo -explicado en parte por el reimpulso de las inversiones mineras-, debiera implicar un crecimiento del consumo hacia el último trimestre y comienzos de 2020. A esto se suma un ajuste de inventarios que ya comenzaron las empresas líderes del sector y que debiera impactar positivamente los márgenes a fines de este año. Otro sector a considerar es el inmobiliario, que está teniendo un buen desempeño en 2019, y donde prevemos que 2020 será aún mejor.