Mercados: el optimismo se abre paso

12 agosto, 2020

Columna de Hernán Martin, Gerente general BTG Pactual Asset Management, sobre las oportunidades y riesgos actuales del mercado.

Comenzado ya la etapa de desconfinamiento -que es de esperar, sea exitosa-, es relevante detenernos y hacer un breve análisis de los mercados. A principios de mayo, cuando nos preparábamos para enfrentar la parte más álgida de la pandemia con las cuarentenas, el IPSA estaba en 3.600 puntos. Hoy está en 4.000 puntos -o sea un 10% arriba-; el S&P 500 ha subido 16% desde entonces, mientras que el Bovespa lo ha hecho en un 30%.

Se ha visto un rally importante en las acciones. En Chile, un 10% es muy bueno, pero hay que reconocer que este desempeño está influido negativamente por nuestros problemas internos. En el caso de otros indicadores, la tasa del BCU 10 está en torno a -0,30%, en el mismo nivel de Mayo; el dólar se ha ido depreciando fuertemente en los mercados globales estos tres meses, lo cual se refleja levemente en el Peso chileno, el cual pasó de $814 a los $790 actuales, lo que es un 3% de apreciación del peso. El cobre, en el mismo lapso, ha tenido un avance de 24%, tal como lo han hecho otros metales relevantes para las economías.

Afuera, a pesar de mantener cifras altas de contagio -como en Florida o California- el S&P 500 continúa subiendo y no se observan grandes preocupaciones del avance de la pandemia, todo esto en medio del periodo de entrega de resultados trimestrales de las empresas, que han sido algo más positivo de lo que se había previsto. En Chile, estamos claramente en otra fase. El negativismo está dando paso a una incipiente estabilización que, dado los bajos niveles de actividad y las magras expectativas de recuperación, son un atractivo punto de partida para un cambio de tono que pueda traducirse en un mayor optimismo; las comunas se están reabriendo; y como no se veía hace mucho tiempo, las constructoras están reiniciando faenas y los comercios, comenzando sus funciones.

Si bien es demasiado aventurado proyectar recuperaciones rápidas y que las sorpresas negativas no volverán a aparecer, es importante destacar que muchos activos en Chile se mantienen con valorizaciones muy atractivas, y que una vez que las variables exógenas al mercado comiencen a decantar, los fundamentales recuperarán su protagonismo, situación que de alguna manera ya estamos viendo con el descenso de este Virus. Donde ha habido un cambio importante es en la arena política, uno podría ser lapidario respecto a lo recurrente y profundo de los últimos cambios ministeriales, pero es importante resaltar los aspectos positivos de estos ajustes, de alguna manera esto ordena la discusión política y debería alinear por lo menos al oficialismo, lo cual sin duda da paso a una nueva fase en el proceso de discusión legislativa. Esto último es importante que ocurra y será la variable clave a monitorear en el corto plazo.

Otro aspecto positivo es que se despejan ciertos riesgos, que en su minuto se levantaron como significativos, me refiero al rescate del 10% de los Fondos de Pensiones. Si bien una venta desordenada y abrupta por parte de las AFPs tenía el potencial de causar muchos problemas en el mercado de capitales local, este proceso se está llevando de manera muy ordenada, donde tanto el BCCh, como el regulador y las mismas gestoras, hicieron un gran trabajo. En cifras gruesas, las AFPs administran cerca de US$200 mil millones, de los cuales US$90 mil millones están afuera. Los US$110 mil millones internos están invertidos mayoritariamente en renta fija, con lo cual era esperable una repercusión en los activos nacionales. De acuerdo a lo que conocemos, las solicitudes de rescate hoy llegan a más de 8 MM de personas, alcanzando montos que sobrepasarían los US$14 mil millones y que muy posiblemente en gran parte las AFP ya tienen financiados. Esto último es muy importante de destacar, dado que hubo definiciones importantes respecto a estos Fondos (como permitirles el uso de repos), en muy poco tiempo y con el consecuente beneficio para población de contar con ese dinero, y es por esto que destacamos que las gestiones realizadas están funcionando, para que no veamos un impacto significativo en los precios de los activos locales.

En materia de crecimiento del PIB, hace tres meses estábamos con un tono más negativo. Y hoy, en el margen, las expectativas se están recuperando, es cierto que en niveles muy bajos, pero lo importante es el movimiento marginal. Es efectivo que el retiro de los Fondos de Pensiones recrudece la situación previsional de nuestro país, pero coyunturalmente esto debiera tener un impacto positivo en las expectativas de PIB de este año, lo cual creemos aún no se ajustan y evidentemente pueden ser un golpe anímico adicional respecto a donde nos encontramos. En cuanto a este flujo que entra a la economía, creemos que gran parte del 10% del retiro va a ir a gasto y, en consecuencia, tendrá un impacto muy positivo para el sector comercio, que ha estado muy golpeado.

Una de las cosas destacables del mencionado retiro de los Fondos, es que, según la última encuesta CADEM, el porcentaje de personas que considera que los ahorros en las AFPs les pertenece, saltó desde 56% al 86%, lo cual sin duda es muy positivo para el sistema (lo curioso debiera ser que ese número no esté en el 100%). Nuevamente, esperamos que el cambio político venga a ordenar la discusión y que todo el desorden que hemos visto, no nos haga perder el foco de largo plazo ya que, si logramos estabilizarnos, no nos queda otra que concluir que hay muchas oportunidades atractivas a este nivel de precios.