Perspectivas para Latam 2019

29 diciembre, 2018

Volatilidad es la palabra que más se ha repetido al momento de analizar las bolsas, especialmente las emergentes.

Para nadie es una novedad que 2018 fue un año lleno de sorpresas en los mercados financieros de todo el mundo. Volatilidad es la palabra que más se ha repetido al momento de analizar las bolsas, especialmente las emergentes.

Por esta razón, la primera pregunta que surge es ¿qué ocurrirá en los mercados latinoamericanos durante 2019?

Brasil podrá dar parte de las respuestas. Para el mercado más grande de la región las perspectivas son bastante favorables de cara al próximo año, considerando que desde el 1 de enero asumirá un gobierno con una agenda económica liberal que promete privatizar empresas estatales y que atacará el déficit fiscal a través de una necesaria reforma previsional.

También hay motivos para estar optimistas respecto a Perú y Chile. Mientras el primero cuenta con un entorno político positivo, fuerte inversión en infraestructura y construcción, que por ende dan una economía con buena visibilidad en 2019, la plaza bursátil del segundo debería verse impulsada por un mayor crecimiento y un mejor precio del cobre, aunque dependerá mucho del desenlace de la guerra comercial EEUU-China.

La otra cara de la moneda para Latinoamérica la ofrecen México, Colombia y Argentina. Por ejemplo, tras la elección de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la segunda economía más grande de la región y sus posteriores medidas podrían obligar a los inversionistas a mirar con mayor distancia ese mercado. La cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México es sólo un ejemplo de señales poco amigables.

En cuanto a Argentina, pese a los esfuerzos del gobierno, varios actores están evitando las inversiones por el momento. Con elecciones presidenciales en 2019 difíciles de predecir por ahora- y por ende, con dudas sobre la continuidad de las reformas del presidente Mauricio Macri- vemos los movimientos en el mercado como un evento binario. Sin embargo, ahora se está empezando a ver valor en los precios de algunos activos argentinos.

Por el lado de Colombia, es necesario poner una nota de cautela, ya que la reciente reforma fiscal dejó a los inversionistas decepcionados y la caída del petróleo ha incrementado el pesimismo.

* Columna publicada en Pulso el 29 de diciembre de 2018