Weekly FX Market Recap

5 junio, 2020

El peso chileno cae casi $31 en la semana cerrando en $768, en línea con la fuerte apreciación de las monedas emergentes, ante un mayor apetito por riesgo. Impulsado por la apertura de la economía de distintos países, expectativas de una rápida recuperación y por cifras de empleo en EEUU mejor que lo esperado.

Esto llevo a los commodities y a las bolsas a su tercera semana de fuertes ganancias y al dólar a nivel global a su mínimo desde marzo. El cobre se empinó un 5,4% alcanzando los precios de principio de marzo y el peso fue la tercera moneda con mejor desempeño de mercados emergentes.

Si bien el CLP mostró una tendencia apreciativa toda la semana por el impulso externo, esto se vio interrumpido el miércoles luego que el Banco Central anunciara que iniciaba el proceso de reducción gradual de sus operaciones de venta de instrumentos de cobertura cambiaria. El ente rector permitirá el vencimiento semanal de US$ 250 millones, aproximadamente un 25% de los vencimientos, lo que supone la renovación parcial de los contratos por alrededor de cuatro meses. La noticia produjo entre miércoles y jueves un salto de $17 en el peso, lo que se disipo rápidamente volviendo a su tendencia previa.

En el plano internacional, el viernes las cifras de empleo oficiales de EEUU mostraron una creación de 2,5 millones de puestos trabajo en mayo, sorprendiendo a los economistas que esperaban una destrucción de -7,5 millones. Por su parte, el desempleo cayó a 13,3% desde el 14,9% de abril, bajo las estimaciones de 19%, lo que dio un empujón adicional a la toma de riesgo con el S&P 500 rentando 2,6% y el IPSA 3,8% ese día.

El peso chileno inicia el mes en las primeras posiciones del ranking de desempeño de monedas emergentes, abriendo el lunes en línea con el cierre del viernes, pero buscando cada día de la semana nuevos
mínimos, interrumpido brevemente el miércoles por el anuncio del Banco Central, que no fue suficiente para detener su caída.

De esta forma, el CLP confirma la ruptura del importante soporte en $800, piso del canal alcista de mediano plazo, donde había encontrado una barrera durante mayo. Después de no respetar varios niveles, el viernes encuentra un nuevo soporte en $758, para después rebotar y cerrar en $767.

De continuar el impulso externo, podríamos ver al tipo de cambio buscar nuevos mínimos desde los primeros días de enero. Sin embargo, después del fuerte rebote y siendo la octava moneda con mejor desempeño en el año de mercados emergentes (-2,3%), deberíamos ver un importante soporte en $750.

La curva FWD continua aplanándose durante la semana, luego del anuncio del proceso gradual de reducción de renovación de forwards por parte del Banco Central.

Ver informe completo aquí.