Cruciales #11

Can’t Even

How Millennials Became the Burnout Generation

Anne Helen Petersen

Nota del editor

Semanas atrás, el diario La Tercera entrevistó al célebre escritor estadounidense Bret Easton Ellis, autor de un gran clásico de principios de los noventa, American Psycho. En la conversación, que giró básicamente en torno a temas literarios, Ellis explicó de pasada que en realidad no despreciaba a los millennials, aunque no hace tanto los había tildado de “generación gallina”. De hecho, agregó, él vivía como millennial, pese a que por edad supera casi en dos décadas a los exponentes más veteranos de este grupo etario. Pocas generaciones han sido tan vapuleadas y ninguneadas como los millennials, algo que a la talentosa periodista y escritora Anne Helen Petersen le parece abusivo y aberrante. El año pasado, Petersen publicó un ensayo en el portal BuzzFeed referido al tremendo desfallecimiento físico y moral que hoy experimenta este segmento de individuos nacidos entre los años 1981 y 1996. La pieza tuvo un éxito sin precedentes y alcanzó más de siete millones de visitas, lo que impulsó a la autora a escribir un libro sobre el tema: Can’t Even. How Millennials Became the Burnout Generation (‘No se puede. Cómo los millennials se convirtieron en la generación agotada’). La obra, publicada en septiembre recién pasado, es el más completo retrato de las desazones y los desafíos que enfrentan a diario quienes en Estados Unidos constituyen el grupo más populoso del país (más de 73 millones de personas), al igual que en Chile (más de cinco millones). Entre los principales denuestos que reciben los millennials, tanto allá como acá, figura el de ser unos patanes o flojonazos, pero la evidencia que aporta Petersen, que decidió no ser madre por razones prácticas, apunta justamente a lo contrario: basándose en las decenas de testimonios que recopiló, más una voluminosa y amplia bibliografía, la periodista –ella misma una de las primeras millennials– no sólo enfatiza que “somos la primera generación desde la Gran Depresión en la que muchos nos encontramos, económicamente hablando, peor que nuestros padres”, sino que, además, “la movilidad al alza finalmente se ha revertido, golpeándonos duro en los años en que empezábamos a ganarnos la vida”. Por esta razón, explica, los millennials han enfrentado un mundo laboral atestado de complejidades, entre ellas el impacto de la Gran Recesión de 2008. Can’t Even es un libro provocador, osado a ratos, en el que la experta delata las trampas de una educación de élite, la inutilidad de perseguir aquel trabajo soñado y la imposibilidad de realmente gozar del ocio. Petersen ofrece así la oportunidad de sumergirnos en una generación que, marcada por el prejuicio, merece en su opinión al menos una valoración sensata.

Juan Manuel Vial