Democracies Divided

The Global Challenge of Political Polarization

Thomas Carothers y Andrew O’Donohue

Nota del editor

Considerado el primer análisis de la polarización global en alcanzar el estatus de libro ineludible, este volumen se ocupa de un tema que nos inquieta a todos. El surgimiento de actores que se valen de la violencia, las profundas divisiones de identidad entre bandos opuestos, el socavamiento de las normas democráticas y el creciente enervamiento social son algunos de los aspectos que se abordan en sus páginas. Divulgado en septiembre de 2019 por la prestigiosa Brookings Institution, y compilado por dos autoridades en la materia, Thomas Carothers y Andrew O’Donohue, Democracies Divided. The Global Challenge of Political Polarization (‘Democracias divididas. El desafío global de la polarización política’) presenta nueve casos de estudio que describen las múltiples caras de un mismo fenómeno. Convencidos de que “a nivel mundial estamos ante un cuadro desalentador”, los editores ponen especial énfasis en aclarar un concepto clave: la polarización severa, una condición que surge de manera insospechadamente rápida, sobre todo si tenemos en cuenta la forma radical en que sacude y reestructura la vida política y social de un país. Carothers y O’Donohue tampoco ignoran el hecho de que quienes más se favorecen con el asentamiento de visiones extremas son precisamente aquellos políticos que las promueven, en desmedro, claro está, de los ciudadanos comunes y corrientes. Y si de remedios se trata, el dilema no tiene fácil solución. De partida, sostienen, el asunto no consistiría en intentar revertir o superar la polarización severa, sino sólo “en manejar y limitar el problema”. Otra opción sería la formación de gobiernos de unidad nacional. Pero, aun así, los coordinadores del libro perciben que “las fisuras son profundas”, por lo que no será sencillo evitar que la “polarización continúe hirviendo a lo largo y ancho del mundo”.

Juan Manuel Vial