Good Enough

The Tolerance for Mediocrity in Nature and Society

Daniel S. Milo

Nota del editor

Enemigo de la competencia desatada, de la productividad excesiva, de la obnubilación con lo novedoso y de la pugna por la excelencia, ansiedades que a diario abruman a miles de millones de personas a lo largo y ancho del globo, el filósofo israelí-francés Daniel S. Milo propone cortar de raíz la convicción de que los rasgos definitorios del neoliberalismo provienen del comportamiento de la naturaleza. Durante más de un siglo y medio se nos ha hecho creer que en el planeta reina la ley de la jungla, que sólo los más aptos sobreviven, que competir es inevitable. No obstante, el mundo salvaje, y también el nuestro, es bastante más permisivo de lo que Darwin observó en su momento. En su reciente y provocador libro, Good Enough. The Tolerance for Mediocrity in Nature and Society (‘Suficientemente bueno. La tolerancia de la mediocridad en la naturaleza y en la sociedad’), Milo elabora una teoría propia para demostrar que “en la naturaleza el azar gobierna la vida, el desperdicio está en todas partes, la novedad es la excepción y el inmovilismo la regla”. Evidentemente, agrega, los biólogos saben todo esto, “pero no lo admiten en público”. El autor es experto en temas evolutivos, por lo que, además de rebatir con autoridad a lumbreras del neodarwinismo como Richard Dawkins, se permite afirmar que el cerebro ha sido una carga onerosa para la humanidad, que el cuello de la jirafa no debería ser un ícono del seleccionismo y que la invención del futuro salvó al homo sapiens de “su miseria crónica”. A partir de una convicción simple –“Darwin acertó en ocasiones, pero a menudo no”–, este arrojado pensador, no ajeno a la ironía, emprende una memorable revisión de la teoría de la selección natural, en pos de “una explicación más realista” de nuestro entorno y de nuestra existencia.

Juan Manuel Vial