The Price Of Peace

Money, Democracy, and the Life of John Maynard Keynes

Zachary D. Carter

Nota del editor

En estricto rigor, The Price of Peace. Money, Democracy, and the Life of John Maynard Keynes (‘El precio de la paz. Dinero, democracia y la vida de John Maynard Keynes’), viene a ser dos libros en uno. El primero de ellos consiste en la mejor biografía del economista inglés hasta ahora escrita. Y el segundo aborda su perdurable legado político, filosófico y económico, el cual se extiende desde su muerte, ocurrida en 1946, hasta nuestros días. La situación no es casual: tras algunos de los más notorios tropiezos del neoliberalismo ocurridos durante el siglo XXI, incluida la Gran Recesión de 2008, las predicciones y advertencias que Keynes formuló hace más de ocho décadas han vuelto a cobrar trascendencia en el debate público. Y, debido al dilema actual de la desigualdad, la figura de quien en su momento fue considerado, a diestra y siniestra, como “el intelectual más poderoso del mundo” ha adquirido nuevos brillos. El periodista e investigador Zachary D. Carter, autor de esta obra descomunal y cautivante, publicada hace sólo un par de semanas, asegura que, a lo largo de su existencia, Keynes intentó fusionar las dos pulsiones que más lo entusiasmaban. Por una parte, fue miembro y mecenas del famoso grupo artístico y bohemio de Bloomsbury, en el que participaban lumbreras como Virginia Woolf y Lytton Strachey. Y, por la otra, fue el servidor público que se hizo cargo de las finanzas de los aliados durante las dos grandes guerras del siglo pasado y el inventor de un nuevo paradigma social. Keynes fue también un idealista, un profeta, un escritor prolífico, un negociador soberbio, un diplomático a contrapelo, un experto en crisis, un denostador de los estadounidenses y un provocador de fuste. De hecho, dentro del contexto de la extendida pugna que se ha desarrollado por decenios entre el keynesianismo y las ideas de Friedrich Hayek y Milton Friedman, Carter tiene algo que decir sobre Chile. Según escribió el filósofo, matemático y Premio Nobel de Literatura Bertrand Russell, mentor y amigo de Keynes en Cambridge, su intelecto “es el más agudo y claro que he conocido. En las ocasiones en que discuto con él, rara vez salgo sintiéndome diferente a un tonto”. En su obituario, el Times de Londres declaró que Keynes fue “el más grande economista desde Adam Smith”. Para Carter, y probablemente para muchos de los lectores de The Price of Peace, el halago puede incluso sonar mezquino.

Juan Manuel Vial