Wealth Management Inversiones Digitales

“El ajuste que viene ahora, si bien en magnitud será menor, va a ser más doloroso para la economía”

22 junio, 2023

Revisa la entrevista a Pablo Cruz, economista jefe de BTG Pactual, publicada en Diario Financiero el jueves 22 de junio de 2023.

Experto plantea que en 2022 la desaceleración partió desde niveles “insosteniblemente” altos. Esto será distinto en lo queda de año, lo que ve necesario para contener las presiones inflacionarias.

Un Informe de Política Monetaria (IPoM) “en línea” con lo que esperaban fue lo que recibieron la mañana del martes en BTG Pactual, y, en particular, su economista jefe, Pablo Cruz.

El analista profundiza en los puntos centrales del reporte, las claves sobre el pronto recorte de la Tasa de Política Monetaria (TPM) que esperan los agentes del mercado -y que lo incluye- y plantea estar atento sobre lo que resta de año, pues advierte que podría ser un período “doloroso” para la economía chilena.

– ¿Cómo calificaría el tono del Informe de Política Monetaria de junio? Por una parte, se siente el alivio de que la inflación empieza a ceder, pero por el otro se ve una actividad más débil este año…

– Ante esta combinación de factores, de una economía con desequilibrios macroeconómicos que estaban resolviéndose con una inflación que estaba dando señales de desaceleración, la pregunta que yo tenía era, ¿cómo el Banco Central lo va a interpretar? Y, por ese lado, no me sorprende este ajuste levemente a la baja de actividad, que viene dado principalmente por el ajuste en el consumo privado.

Y esto es coherente con un escenario de desaceleración de la inflación algo mayor al que estaba en el IPoM anterior, pero que está en línea con nuestra proyección.

– O sea, ¿comparte las proyecciones en términos de PIB, que el banco las redujo de un rango de -0,5%/+0,5% a -0,5%/+0,25%?

– Sí, nosotros puntualmente estamos esperando que el PIB se contraiga del orden de 0,2%.

Pero me parece que el ajuste que viene ahora, si bien en magnitud va a ser menor, va a ser más doloroso para la economía. Porque el ajuste que hicimos, sobre todo en 2022, veníamos de niveles muy altos. Y lo que estábamos viendo era que la economía estaba volviendo a niveles de tendencia. Es decir, veníamos de un nivel de Producto que era insosteniblemente alto y estábamos volviendo más o menos a los niveles normales. Lo que nos va a pasar ahora, pese a que las caídas van a ser en magnitud quizás más chicas, es que vamos a pasar por debajo de esos niveles normales.

Las brechas se van a hacer negativas, vamos a tener un nivel más bajo que el tendencial y ahí efectivamente eso va a ser costoso o se va a notar más en la economía. Eso significa que el desempleo va a ser más alto, el mercado laboral se va a resentir, las ventas se van a resentir por debajo de los niveles normales. Por lo tanto, lo que queda de año, van a ser trimestres difíciles para la economía y esa desaceleración es necesaria para contener las presiones inflacionarias.

– Y el próximo año, ¿ya se terminaría este periodo de ajuste?

– Debiese terminarse en algún punto dentro del segundo semestre de este año. Y ya el próximo año nosotros estamos previendo un crecimiento que debiese estar en torno a 1,2%, 1,5% máximo (…), que es claramente un crecimiento decepcionante, pero que se enmarca dentro de un contexto de contención de presiones inflacionarias.

Sorpresa ante votación dividida

– ¿En qué trimestre de 2024 se cumplirá el escenario que visualiza el Banco Central de volver a la meta de inflación de 3%?

– Nuestras proyecciones contemplan que hacia fines de 2024, el último trimestre, la inflación ya esté convergiendo hacia el 3%, tanto en la parte total como en la parte subyacente. Buena parte de esa desaceleración se explica por el bajo crecimiento que vamos a ver de ahora en adelante. Y, lógicamente, otra parte obedece a que hay presiones externas que también han empezado a ceder.

– ¿Qué factores podrían complicar el camino al 3%?

– Podríamos ver que el ajuste en el consumo, que vimos de manera relevante en el primer trimestre, y que nosotros esperamos que continúe, aunque a un grado menor tanto en el segundo como en el tercer trimestre, se de de forma más lenta, y eso haga que las presiones inflacionarias sean de manera más lenta.

La probabilidad de que ocurra ese riesgo me parece que es más bajo que hace un par de meses.

– En ese escenario, ¿cuál es el curso que ve para las bajas de la tasa de interés? ¿Será un ciclo agresivo de bajas?

– En términos estrictamente de política monetaria, el gran mensaje del IPoM es que los recortes van a ser graduales y que aquí el Consejo no está viendo un escenario que requiera recortes fuertes de TPM, y por recorte fuerte estoy pensando en recortes de 100 o 150 puntos base, y me baso en esto en que en el escenario base que tiene para la actividad no es muy distinto a lo que tenía antes.

– ¿Pero la votación dividida en la reunión del lunes, le puso un piso de 50 puntos base en julio?

– A todos nos sorprendió que la decisión haya sido dividida. Pero luego de leer el IPoM, tiendo a convencerme de que la división dentro de la decisión obedece más a diferencias con respecto a cuándo empezar el ciclo de ajuste de política monetaria, más que a qué tan intenso tenga que hacer ese ciclo de recorte.

– ¿En qué porcentaje cerraría el año?

– Estábamos viendo una TPM en 8,5% a fin de año y el corredor de tasa ratifica esa visión.